destc-tesorosNuestros genes femeninos nos mandan, desde que somos pequeñas, a llevar con nosotras nuestros más preciados tesoros a todas partes. Estos en la tierna infancia son muñecas y juguetes, ya entrada la adolescencia son los brillitos para labios y de ahí en adelante podemos llevar lo más inimaginables objetos.

En mi caso, lo que llevo en la cartera depende de la etapa de la vida en la que me encuentre y el ciclo predominante en cuanto al estilo. En la etapa universitaria eran solo cuadernos, estuche y billetera. Cuando empecé a trabajar fueron todas las anteriores, más el cosmetiquero y la agenda.

Cuando tuve mi primer bebé, todas las anteriores, más mudas de ropa, pañales, toallas húmedas y mamaderas. Y hoy en día llevo mi billetera, agenda, lápices, remedios y parche curita en caso de emergencia y toallitas húmedas (que dicho sea de paso se convirtieron en una adicción luego de descubrirlas con mi primer hijo, solucionan realmente todo, es un must en mi cartera).

Mención aparte para la tecnología, el iPhone, iPad, iPod y notebook son los más preciados tesoros. Realmente no sé cómo sobrevivimos en el pasado al mundo sin Waze, sin la aplicación de planos y sin juegos para entretener a los niños en la sala de espera del dentista.

Por eso, es fundamental contar con un bolso, cartera o mochila que permita mantener todos mis tesoros protegidos, ordenados y organizados para encontrarlos rápidamente sin tener que bucear, revolver y sacar para encontrar todo lo que necesito.

En este aspecto, hoy encontramos, bolsos, carteras y mochilas que tienen sus propios bolsillos para cada cosas, para lápices, celular, notebook y tablet. Sin duda una gran ayuda.

Te recomiendo que revises alguno de estos para mantener tus tesoros protegidos y ubicables:

[products ids=»863,2879,1552,856″]